Contacte con nosotras: 91 579 87 13 / 14|info@houseandkids.es

Servicio de Mediación Familiar.

2017-07-11T15:38:42+00:0011 enero 2017|Relaciones laborales|

Ofrecemos un servicio de Mediación Familiar; nuestro gabinete de psicología presta servicios de mediación de conflictos en el entorno del hogar.

Sabemos que la relación con la empleada de hogar no siempre fluye como esperamos; aunque en un primer momento la relación puede funcionar de forma aceptable, ésta puede verse deteriorada con el paso del tiempo debido a motivos muy diversos.

Relatamos algunas de las causas que pueden dar lugar a posteriores conflictos:

  • No dar unas órdenes concretas a nuestra empleada de hogar: debemos detallar cómo nos gusta que se hagan las cosas, la periodicidad de las tareas y el orden de prioridades de las mismas.
  • Falta de fexibilidad: todos debemos ser flexibles con la otra parte, ya que las tareas de la casa y cuidados de niños o enfermos a veces requieren tiempos distintos. De igual modo, las empleadas deben amoldarse a nuestras  necesidades.
  • No respetar los tiempos de descanso, vacaciones o retrasos en el pago: el empleador debe respetar los derechos de los empleados de hogar y cumplir con los pagos de las nóminas;  de igual modo, la empleada no puede tomar descansos durante las horas de trabajo. Además, debemos establecer una relación cordial y de respeto mutuo, ya que es primordial para que el ritmo de la casa fluya con total naturalidad.
  • Las diferencias culturales deben ser tratadas con sumo respeto, y hablar de forma clara y serena cuáles son las normas de la casa, ya que nuestra empleada debe adaptarse a ellas.
  • La empleada nunca debe hacer uso de las instalaciones y recursos de que dispone la casa para uso personal sin antes haber pedido permiso para ello.
  • Falta de discreción: la empleada debe conocer cuál es su papel en el hogar y adaptarse a él, sin intervenir en conflictos,  tratar de educar a los niños o hablar de las intimidades de la familia. De igual modo, el empleador ha de ser discreto y respetuoso con los asuntos de su empleada.

Cada relación laboral es distinta, y pueden surgir distintos puntos de conflicto, que se pueden prevenir dando unas instrucciones concretas para cada tarea; debemos tomarnos nuestro tiempo en formar a la empleada de hogar, ser comprensivos y pacientes y ella ha de estar receptiva a estas normas para llevar a cabo su trabajo de forma satisfactoria.

A veces, la relación se deteriora hasta tal punto que se hace necesaria la participación de una persona externa, una figura neutral y experta en mediación de conflictos que aporte unas claves para solucionarlos. Somos conocedores de este problema, y como expertas en el servicio doméstico, ofrecemos a través de nuestro gabinete de psicología los servicios de mediación y solución de conflictos en el hogar.

Para contratar nuestros servicios o si quieres saber más, contacta con nosotros. https://www.houseandkids.es/formulario-de-contacto/