Contacte con nosotras: 91 579 87 13 / 14|info@houseandkids.es

Consejos para organizar la limpieza de casa y tenerla siempre perfecta.

2018-03-12T10:20:45+00:00 12 marzo 2018|Hogar|

La limpieza de casa se debe hacer de forma organizada. Es importante que establezcamos unas rutinas y seamos constantes con ellas. Dedicar tiempo todos los días nos garantiza tener la casa siempre perfecta sin darnos una sesión maratoniana los fines de semana.

El capítulo de limpieza es con toda seguridad uno de los más importantes y sobretodo, si no tienen menores a su cargo, es donde más exigencia van a encontrar por parte de los empleadores.

Hay que diferenciar aquellas tareas que son básicas de todos los días, para que la casa siempre tenga un aspecto fresco y limpio, y se cubran las necesidades mínimas, de las que se deben realizar para una limpieza más profunda y con más detalle, tambiéntendremos otra planificación de tareas quincenales de mantenimiento general.

Tareas básicas diarias de limpieza: Cubrir las necesidades básicas diarias:

Recopilar ropa sucia para poner una primera lavadora

2ª Ventilar y hacer las camas, repaso del polvo y limpieza del suelo de los dormitorios

Limpieza de los baños, desinfectar sanitarios, secarlos para que brillen, colocación de toallas

4ª repaso del polvo y limpieza de suelos.

Tareas semanales: Dedicaremos cada día de la semana para realizar una limpieza más profunda de las distintas áreas de la casa. Es decir, además de realizar las tareas básicas diarias, dedicarle por zonas, una limpieza más profunda.

Tareas quincenales: Limpieza de ventanas por dentro y por fuera, alfeizar exterior de las ventanas, limpieza de las puertas de la casa con el producto adecuado, muebles que requieran un cuidado especial, zona de lavadero y tendedero

Para conseguir un alto nivel de limpieza en una casa, el único secreto es planificarse las tareas de limpieza de la siguiente manera:

Por ejemplo;

Los lunes: Los dormitorios de los niños; ventilar, cambio de sábanas, limpieza de estanterías, escritorios, cuadros, esquinas del techo, alfombrillas, revisar orden de los armarios, limpieza de cabeceros, detrás de las mesillas, radiadores y bajo las camas con todo detalle, aspirado y fregado del suelo.

Los martes: El dormitorio principal de los señores ; ventilar, cambio de sábanas, limpieza de estanterías, escritorios, cuadros, esquinas del techo, alfombrillas, revisar orden de los armarios, limpieza de cabeceros, detrás de las mesillas, radiadores y debajo las camas con todo detalle, aspirado y fregado del suelo. (Consultar capítulo de limpieza y presentación de dormitorios)

Los miércoles: Los baños de la casa más afondo, ventilar, limpiar con estropajo o cepillo las juntas de unión de los sanitarios con la pared o suelos, paredes del baño, mamparas de cristal, detrás del water, cambio de toallas (esto se hará dos veces por semana), espejo completo, esquinas techo, radiadores, lavado de alfombrillas, aspirado y fregado del suelo. (Consultar capítulo de limpieza y presentación de los baños)

Los jueves: El salón y despachos, ventilar, aspirar bien los sofás levantando los cojines principales y bajo el sofá. Aspirado de alfombras por encima y por debajo, levantándola y aspirando la cara interna. Limpieza del polvo de los muebles con el producto adecuado, con plumero las zonas altas de estanterías y cuadros, esquinas del techo. Televisores y todos los aparatos que están debajo (consultar capítulo de limpieza y presentación de los salones e instrucciones sobre la limpieza de televisores de plasma)

Los viernes: La cocina, nevera y despensa; aunque la cocina se debe limpiar y dejar recogida todos los días después de ser utilizada, una vez a la semana le dedicaremos especial atención a la limpieza de; puertas de armarios por dentro y por fuera, limpieza de nevera por dentro y por fuera, recolocando todo con orden por baldas y aquello que no esté apropiado para el consumo, se retirará. Limpieza debajo del fregadero, cubos de basura, campana extractora, zonas altas y ventanas.

Los sábados: Barrido y fregado de porches y terrazas.

Dejar todas nuestras herramientas de trabajo ordenadas y limpias, poner una lavadora con todos los trapos y paños de limpieza utilizados durante la semana.

LA PRIMERA NORMA DE LIMPIEZA ES VENTILAR TODAS LAS ESTANCIAS DE LA CASA SEGÚN SE VAN REALIZANDO.

Hay que crearse un sistema de trabajo mecanizado y ordenado, empezar siempre con el mismo orden, esto dará una imagen de vuestra profesionalidad muy importante en vuestro primer periodo de prueba.

Esta planificación de las tareas debemos consultarlo con la señora de la casa para su visto bueno y preguntarle si quiere incluir algo.

Durante las primeras semanas hay que aprender a distribuirse las horas del día de una forma práctica y si algún día nos saltamos algo por causas ajenas, tampoco pasa nada.

Lo importante es, que como norma, tener un orden de trabajo para que la casa funcione correctamente, pero, por supuesto tenemos que vivir también con imprevistos, como que los niños se pongan malitos y se queden en casa ó alguna tarea que os requieran los señores con más urgencia.

Nuestro objetivo será siempre, que la casa se vea ordenada, limpia y con el aire renovado, oliendo sólo a los productos de limpieza.

Si quieres más información, descárgate nuestro manual de formación aquí