Contacte con nosotras: 91 579 87 13 / 14|info@houseandkids.es

Consejos para prevenir intoxicaciones alimentarias, evita riesgos.

2018-07-16T07:48:09+00:0020 junio 2018|Consejos|

Las intoxicaciones alimentarias aumentan en verano, pues las altas temperaturas hacen que proliferen los gérmenes. Sigue estos consejos para prevenir indeseables intoxicaciones alimentarias, sobre todo si tenemos en casa niños pequeños, ancianos o enfermos.

La limpieza es la base fundamental para evitar la proliferación de gérmenes; intenta mantener la higiene, no dejes alimentos fuera de la nevera, (sólo en el caso de estar recién cocinados debes esperar a que se enfríen antes de meterlos en la nevera o congelador, pues esto afectaría a la temperatura, que subiría.), y mantén una óptima temperatura de la nevera y congelador

  1. Compra en establecimientos de confianza.
  2. Escoge sólo calidad, evita alimentos que presenten una alteración en su color natural o presentados en envases deteriorados.
  3. En la compra, deja los congelados para el final y llévalos a casa en bolsas isotérmicas para no romper la cadena de frío.
  4. Almacena la compra en la nevera en su lugar más óptimo: arriba lo que no necesite demasiado frío y abajo los frescos como pescados y carnes; las frutas y verduras, en el cajón destinado para ello.
  5. Usa bien el congelador, y deja espacio entre los alimentos para permitir la adecuada distribución de la temperatura.
  6. Cuida la higiene de la cocina, y lávate las manos siempre antes de manipular alimentos, y no te olvides de los paños, bayetas y utensilios de cocina, deben estar perfectamente limpios.
  7. Cocina los alimentos y asegúrate que no queden crudos por dentro, sobre todo huevos, carnes y pescados, a más de 70º eliminarás gérmenes.
  8. Evita la contaminación cruzada entre alimentos crudos y cocinados.
  9. Lava bien las verduras y frutas bajo el chorro de agua.
  10. Descongela los alimentos en la nevera, súbelos del congelador un día antes de cocinarlos.
  11. Evita las salsas y mayonesas caseras preparadas con huevo, y en caso de no ser así, consúmelas el mismo día.
  12. Intenta consumir la comida inmediatamente después de cocinarla, y en la medida de lo posible, no la dejes a temperatura ambiente.

Más información aquí.